X

WoWRean

Modelos de justicia

Esta es la llamada del paladín: proteger a los débiles, llevar la justicia a los injustos y eliminar el mal de los rincones más oscuros del mundo. Estos guerreros sagrados van equipados con armadura de placas para poder enfrentarse a los enemigos más duros y la bendición de la Luz les permite sanar heridas y, en algunos casos, incluso devolver la vida a los muertos.

Un poco de historia

Los paladines son los virtuosos defensores de los débiles e incansables enemigos de La Plaga. Mezclan elementos del guerrero y de los clérigos de la Luz Sagrada. El paladín es por lo tanto un duro adversario cuerpo a cuerpo. Pueden ser Paladines los humanos, los enanos y los draenei en la Alianza, y elfos de sangre y taurens en la Horda.

El Paladín es un "Guerrero de la Sagrada Luz", defendiendo lo bueno y auténtico del mundo, y rechazando todo aquello que es vil y siniestro -especialmente La Plaga y la Legión Ardiente. Se ofrece a socorrer a los heridos en combate y a repeler a sus enemigos con fervor divino. Es especialmente poderoso contra los No-Muertos, puesto que estos amenazan a las razas nobles y la Sagrada Luz los quema poderosamente. La presencia de cualquier mal es para el Paladín repudiable, y sus esfuerzos se centran en la aniquilación de No-Muertos y Demonios. Los humanos, draenei, y enanos de Forjaz son los más propensos a convertirse en paladines, pues veneran la Luz Sagrada. Los Elfos de Sangre utilizan la Luz para sus beneficios, aunque recientemente los rumores apuntan a que los utilizan legítimamente. Los tauren paladines, son, en realidad, druidas solares que adoran al Sol.

 

El Arzobispo Alonsus Faol percibió que los sacerdotes de Villanorte - que sufrieron un terrible desgaste durante la Primera Guerra - no eran los adecuados para los peligros de los combates. Junto con muchos de los sobrevivientes de Villanorte, buscaron a los de mayor virtud dentro de la Caballería de Lordaeron y fundaron La Mano de Plata, con Uther el Iluminado a la cabeza. Se bautizaron los Caballeros de la Mano de Plata, para curar las heridas recibidas en combate y para restaurar la fe en la promesa de la libertad de la tiranía orca.

Los paladines vivieron tiempos que fueron venerados y amados, pero antes de la Tercera Guerra cayeron en tiempos difíciles. La orden de la Mano de Plata fue disuelta por el príncipe Arthas, por negarse a sacrificar a los pobladores de Stratholme supuestamente infectados. A su vuelta de Rasganorte, Arthas asesinó a los paladines de la Mano de Plata -incluyendo a Uther el Iluminado-, y tan solo unos cuantos sobrevivieron.

Tras la invasión de la Plaga, muchos de los paladines, abandonando su patria destruida, se unieron a un entusiasta grupo de seguidores de la luz conocida como la Cruzada Escarlata. Sin embargo, muchos de estos se han convertido en paladines fanáticos hacia su objetivo de destruir la Plaga, a tal punto que los que no llevaban sus colores son considerados como corruptos. Después de abandonar la Cruzada, algunos paladines decidieron unirse al Alba Argenta. Otros también han abandonado la luz y se unieron a Arthas Menethil como Caballeros de la Muerte tras ser asesinados por este último.

Muchos otros paladines huyeron hacia el sur, al reino de Ventormenta. Los paladines que quedaron se siguen denominando los caballeros de la Mano de Plata, que ahora se desarrolla bajo una nueva dirección en la Catedral de la Luz, en Ventormenta. Con el tiempo, se difundió la filosofía de la luz hacia los enanos de Forjaz, que la adoptaron.

Los Caballeros de Sangre son la orden de paladines de los Elfos de Sangre. La Mano de Argus pertenece a la orden draeniana. Los tauren son druidas Caminasol.

 


Información de clase

Los paladines se colocan justo delante de sus enemigos, confiando en su pesada armadura y la sanación para poder sobrevivir a una lluvia de ataques. Ya sea con enormes escudos o con aplastantes armas a dos manos, los paladines pueden aguantar zarpas y espadas de sus compañeros más débiles, pero deben usar la magia sanadora con cuidado para asegurarse de que se mantienen en pie.


Roles de combate
Tanque, Sanación, Daño
Recursos
Salud, Maná, Poder sagrado
Tipo de armadura
Placa, Escudo
Armas disponibles
Hachas, Mazas, Espadas, Armas de asta

 


Especializaciones
Los talentos del paladín aumentan sus facultades para sanar a los heridos, refuerzan su capacidad para proteger a sus compañeros y les permiten infligir un daño despiadado en el nombre de la justicia.

Sagrado (HEAL)
Invoca el poder sagrado de la luz para proteger y sanar

Protección (TANK)
Usa magia sagrada para protegerse y defender a sus aliados.

Reprensión (DPS)
Un cruzado justo que juzga y castiga a sus oponentes con armar y magia sagrada

 

Características del paladín


Defensa
Los fieles paladines están entrenados para usar las armaduras y escudos más pesados y pueden usar sus habilidades para asegurarse de que los enemigos se centran en ellos, defendiendo a los miembros más débiles del grupo.
Sanación
Cuando ellos o sus compañeros están heridos, las potentes facultades de sanación de los paladines pueden asegurar que se mantengan en la lucha.
Daño cuerpo a cuerpo
Los paladines cargan su armas con poder sagrado, lo que les permite infligir daño consistente con sus golpes.
Bendiciones y auras
Como defensores del orden, los paladines son extremadamente poderosos en un grupo: sus bendiciones y auras pueden aumentar su daño y su capacidad de supervivencia y la del grupo.